Crítica de la Sinapsis Colectiva

La sinapsis colectiva (2016), diseñada y desarrollada por Tomás Vega, es una plataforma SMS que permite le creación colaborativa de ficción y poesía. El título de la obra es una metáfora que refleja como la interacción colectiva de los usuarios tiene la capacidad de generar obras de literatura electronica, similar a como los procesos cerebrales son computaciones colectivas de millones de neuronas, una sinapsis colectiva. Esta plataforma está basada en el cadáver exquisito, una técnica utilizada para la creación poética de forma grupal, espontánea y lúdica. La sinapsis colectiva es una iniciativa que busca utilizar las capacidades únicas del ciberespacio para actualizar esta técnica al siglo XXI y así poder revivir su popularidad. Más aún, la interacción vía mensaje de texto permite a los usuarios tomarse un descanso de sus rutinas diarias para contribuir a algo más allá de sí mismos, una comunidad que junta crea arte.

Hasta este momento, la creación literaria se ha concebido como una practica personal, producto de un genio individual que construye para que los demás consumamos. La nueva situación tecnológica ha generado una nueva dimensión de arte, pero lamentablemente pocas obras explotan las herramientas que han salido a flote. Hoy en día, los mensajes de texto son el medio de comunicación más común en el mundo. La sinapsis colectiva intenta aprovecharse de estos nuevos recursos para adaptar el método de escritura y lectura de literatura a una persona del siglo XXI. No hay necesidad de descargar ninguna aplicación, el usuario se registra en línea proveyendo su número telefónico y especificando cuantas veces al día quiere recibir oraciones o versos de otros miembros de la red. Estas sinapsis son recibidas diariamente por los usuarios mediante mensajes de texto, y son respondidas por el mismo medio, minimizando el esfuerzo que los usuarios tienen que hacer para contribuir a la sinapsis colectiva. Es así como este medio permite la colaboración creativa con el fin de generar piezas de arte.

El cadaver exquisito es una técnica única que permite la creación de obras de una naturaleza tan particular que no hubiese podido ser alcanzada de otra forma. Como una perita en este ámbito me enseño, “la ambigüedad es la belleza de las humanidades”. La sinapsis colectiva intenta actualizar este método arcaico al siglo XXI para así disponer una nueva metodología para la creación de literatura electrónica, donde la incertidumbre y la ambigüedad reinan.

El usuario, al suscribirse a la sinapsis colectiva, se compromete a responder a las sinapsis un número determinado de veces al día. Cada vez que el usuario participa en el proceso, éste se toma un receso creativo de su rutina diaria para contribuir al arte. La sinapsis colectiva no sólo busca catalizar la producción de literatura electrónica, sino también habilitar escapes creativos diarios para los miembros de la comunidad.

Este semestre ha sido el nacimiento de la sinapsis colectiva. A pesar de que la clase de literatura electrónica, donde se concibió esta pieza, ha llegado a su fin, éste es solo el comienzo de la iniciativa. Hay mucho que pensar acerca de la dinámica de la interacción y el objetivo artístico de esta plataforma. Por el momento, la forma en la que se interactúa en este sistema es muy abierta. El uso de hashtags permite seguir historias independientes de comienzo a fin, pero si más hashtags son introducidos, las narrativas se bifurcarán. Otra forma de bifurcar las tramas es mandando una sinapsis a múltiples personas, cada una de éstas continuando la narrativa de una forma única. Estás técnicas introducen un elemento de multicursalidad al sistema, expandiendo el cadaver exquisito más allá de su forma tradicional. De esta forma, la sinapsis colectiva funciona como esqueleto, como marco y como motor que permite que dentro de ella se creen obras que pueden desembocar en otras obras, que se dividen en tramas paralelas, o que simplemente mueren.

La experiencia de la sinapsis colectiva no es solamente la creación del cadaver, sino también la lectura. Por el momento la única forma en la que las piezas pueden ser recorridas es mediante el uso de Twitter. Sería muy interesante explorar una experiencia de lectura inmersiva utilizando gafas de realidad virtual. Al lector se le presentaría una red de oraciones unidas por los hashtags que representan las diferentes narrativas. Un camino sería elegido aleatoriamente para el lector si hubiera alguna bifurcación en la trama. Una vez una rama fuera escogida, la otra moriría, de manera similar a como las sinapsis en el cerebro son podadas, un proceso mejor conocido como depresión sináptica a largo plazo. Las ramas escogidas son sometidas al aprendizaje hebbiano, siendo potenciadas e incrementando las probabilidades de ser escogidas en la siguiente lectura de la pieza.

La sinapsis colectiva busca explotar las capacidades de la nueva situación tecnológica para poder permitir la creación colaborativa de literatura electrónica. La interacción innata dentro de esta plataforma facilita la producción de piezas sumamente abstractas y ambiguas. Estas características hacen de la sinapsis colectiva una nueva metodología que rompe muchos de los esquemas de la forma en la que la literatura es compuesta. Más aún, la sinapsis colectiva habilita escapes creativos y únicos diariamente para los miembros de la comunidad. Ésta recién ha nacido, y hay mucho que explorar aún no sólo en el proceso de escritura sino también de lectura. ¡Espero que en los siguientes años esta plataforma se convierta en el catalizador de muchas obras de literatura electrónica!

Tierra de extracción

La semana pasada tuvimos la suerte de atender a la recepción de la exposición No Legacy. 
Éste es el análisis de mi obra favorita.

Tierra de extracción

Tierra de extracción (1996 - 2007), diseñada y producida por Doménico Chiappe y Andreas Meier, es una novela multimedia laberíntica que permite al lector construir su propia trama en un espacio cibernético. El uso de esta plataforma facilita la simbiosis de diversos elementos sensoriales, así creando una poderosa experiencia inmersiva que sumerge al lector en un mundo único donde él es el co-autor.

Chiappe tiene como objetivo a un lector del siglo XXI, un lector activo, inconforme con la literatura códice, y deseoso de participar en el proceso constructivo de la novela multimedia. El ciberespacio invita al lector a navegar de forma rápida y por eso la obra está construida de una manera tal que logra transmitir el mismo relato en un menor tiempo respecto al códice.

Además de la rapidez de acceso, otra de las características intrínsecas del ciberespacio es la dimensión multimedia. Esto es, la reunión de todos los lenguajes de expresión que se han usado en el arte individualmente y en diferentes formatos, que ahora convergen en un mismo espacio de una sublime manifestación del arte del futuro. En cada capítulo de esta obra se ofrecen imágenes, música y animaciones. Tomando en cuenta las prácticas de lectura de un lector del siglo XXI, la multimedia suple la información del texto que uno se perdería por no mantenerse atento por un periodo largo. Consecuentemente, esta especie de narración en múltiples planos sensoriales es solamente posible a través de la fusión de la tecnología y la esencia literaria. Más allá del uso de dicha multimedia, Tierra de extracción es un obra sumamente laberíntica. Su navegación refuerza la ilusión de co-autoría previamente mencionada. Es justamente la intención de esta pieza colocar al lector en un espacio de completa desorientación, donde las posibilidades hacen que éste se pierda, forzándolo a forjar su propio camino. Esta falta de linealidad, en combinación con los diversos elementos multimedia, hacen de esta interacción una experiencia lúdica, colaborando a la inmersión previamente descrita. Como en las funciones cerebrales, la creatividad del lector es excitada, amplificando su influencia en la trama de la obra. La forma en la que está compuesta la novela permite al lector satisfacerse con la interacción, sin importar cuántos capítulos son explorados, inclusive sin haber terminado de navegar la novela exhaustivamente.

En la obra Tierra de extracción, el lector alcanza un grado de inmersión superior al de la típica literatura códice gracias a la ilusión de co-autoría y la expresión multimedia que son solamente posibles mediante el desarrollo en el ciberespacio. En la lectura de esta pieza en la recepción de la exhibición No Legacy, Doménico Chiappe demuestra como es posible para él reinventar la trama a pesar de que ha navegado la obra innumerables veces. Las técnicas utilizadas en la implementación de esta obra son realmente innovadoras. Sin embargo, iniciativas como Tierra de Extracción se encuentran huérfanas. Son puntas de lanza, pero la carne se cierra tras ella, porque no hay quien la siga (Chiappe).

Bibliografía

Chiappe, Doménico, y Meier, Andreas. “Tierra de extracción”, 2007. Web. 20 Mar. 2016. http://www.domenicochiappe.com/antoHome/tierra.html.
Chiappe, Doménico. “Tierra de extracción busca el lenguaje multimedia.” Centro De Investigación De La Comunicación. Universidad Católica Andrés Bello, n.d. Web. 20 Mar. 2016. http://www.lehman.cuny.edu/ciberletras/v04/Chiappe.html.

Sinapsis Colectiva

Plataforma para la creación de cadáveres exquisitos de ficción y poesía

Hace una semana tuve la idea de llevar la técnica de cadáveres exquisitos al siglo XXI: una plataforma que permita la creación colaborativa de ficción y poesía usando mensajes de texto. Ese mismo día, creé una cuenta nueva de Twitter llamada Elvis Cochuelo y comencé a jugar con el API (Application Programming Interface) de dicha plataforma. Para el final de la noche, había logrado publicar desde mi terminal.

El miércoles en la noche me acordé que tenía clase de literatura electrónica al dia siguiente, y que Alex me había preguntado si planeaba seguir desarrollando esta idea. Dejé de lado mi tarea de inteligencia artificial, y comenzé a programar lo que sería la Sinapsis Colectiva.

La idea

Le mandas un mensaje a un amigo via SMS con el inicio de una historia y un hashtag que no tiene que estar relacionado con la oración. También agregas a la conversación un número especial que publica el mensaje en una cuenta de twitter. El recipiente tiene que copiar el hashtag, la siguiente oración de la historia, y mandárselo a otro amigo, copiando al número que está conectado a un servidor. Si alguien que ya participó intenta escribir de nuevo, el mensaje no es agregado a la cuenta de twitter (a la historia).

Implementación

Para conectar mensajes de texto a mi servidor utilizé Twilio. Este servicio me permite comprar un número de teléfono especial, y así poder manipular todo lo que le llega en la nube. Una vez que pude recibir los mensajes, intenté mensajes de grupo. Lamentablemente, Twilio no permite los mensajes grupales. Por eso, tuve que pensar en una manera diferente de crear esta dinámica en la que le mandas el mensaje no solo a mi servidor, pero también a la siguiente persona que va a continuar con la historia.

Formato

[número de telefono (solo 10 dígitos)] [#hashtag] [Continuación de la historia]

Este formato, a pesar que es menos intuitivo, permite mantener una conversación uno-a-uno con la Sinapsis Colectiva, y más importante, funciona. Primero se escribe el número telefónico del recipiente, luego el hashtag (que es la goma que une toda la historia en twitter), y finalmente, la continuación de la historia.

Interacción

La siguiente captura de pantalla muestra lo siguiente:

  • El inicio de mi historia #literaturaelectronica
  • Un mensaje de confirmación por haber contribuido al cadaver exquisito
  • La continuación de la historia, que puede haber sido la siguiente a mi oración, o la siguiente de una serie de oraciones de las que no soy consciente
  • Instrucciones de cómo seguir la historia
  • Mi continuación
  • Confirmación
[Interacción]

Resultado

Esta historia es el resultado de la colaboración entre Alex, Justin, Carlos y yo. Evidentemente, la plataforma se presta para la creación de piezas sumamente surrealistas.
Leído de abajo para arriba.

[Resultado]

Limitaciones

Por ahora la plataforma solo permite mandar mensajes a los números registrados con Twilio. Este proceso es manual, pero se podría automatizar más adelante. Más aún, si se manda algúna letra con tilde, ésta es recibida como un signo de interrogación. Finalmente, falta hacer cumplir la regla que no permite que el usuario que mandó una oración escriba la siguiente. En este momento, cualquier número registrado puede continuar la historia, con tal que sepa el hashtag. Se podría también asegurar que la persona que continúa la historia es a la que se le mandó la última oración.

Código

Puedes encontrar todo el código en este repositorio.

Fragmentacion

La semana pasada hablamos de cómo analizar obras de literatura electrónica. 
¡Comparto aquí mi primer intento de analizar este tipo de textos!

Un pato tiene una aventura

http://e-merl.com/stuff/duck.html

“Un pato tiene una aventura” es una obra de literatura electrónica escrita y desarrollada por Daniel Merlin Goodbrey. Esta pieza es considerada un cibercómic, es decir, una narrativa multicursal en forma de un juego de aventura. Éste desafía al lector a descubrir todas la posibles vidas que un pato podría vivir, teniendo cada decisión que el lector toma un impacto en el resultado de la narrativa. Para alcanzar este objetivo, el creador de esta pieza utiliza la fragmentación y las características del medio como parte integral de la experiencia literaria.

Aarseth plantea un modelo triangular de la máquina textual, constituido por el signo verbal, el operador y el medio. Es justamente esta organización textual, llamada cibertexto, en la que el lector es invitado a ser parte activa de la narrativa, como operador. Al igual que todo cibertexto, esta obra es un sistema mecanizado para leer y “escribir”, incluyendo al lector como co-autor de la trama. Se podría decir que el lector es un jugador, y el cibertexto es un mundo de juego. Como dice Aarseth, es posible explorar, perderse y descubrir caminos secretos en estos textos, no metafóricamente, pero a travez de la topología estructural de la máquina textual (Aarseth 4).

En el caso de “Un pato tiene una aventura”, el escritor utiliza una plataforma web para simular el tablero de un juego. El lector, utilizando el ratón, solo tiene que elegir la siguiente casilla a la que quiere ir. Al elegir una casilla, se generan nuevas posibles continuaciones a la trama. En la mayoría de los casos solo hay una opción, teniendo una continuación unicursal. Sin embargo, a cada cierto número de decisiones se proveen múltiples opciones, permitiendo una narrativa multicursal en la que el lector tiene poder sobre la dirección de la trama tratada. Sin embargo, un par de caminos que divergen al inicio de la historia, y siguen divergiendo con la toma de decisiones, llegan a converger a pesar de tener contextos totalmente diferentes. Más aún, al lector se le es permitido regresar a un punto en la narrativa donde un camino fue elegido sobre otro, y así poder explorar narrativas alternativas: mundos paralelos.

La ruptura visual de la obra, la manifestación de la narrativa en forma de un tablero de un juego de mesa, no solamente crea una experiencia lúdica única, sino también permite al lector tomar control sobre el desenlace y formar parte de la historia. Esta técnica, a la que llamaré “ludificación”, contribuye a una experiencia divertida que permite al lector alcanzar un grado mayor de inmersión. Como resultado, el lector puede abordar un punto específico de interés según las decisiones tomadas, y así personalizar su experiencia literaria. Por esta razón, este cibercómic se podría considerar un texto ergódico. El lector es obligado a hacer un esfuerzo no trivial con el propósito de continuar con el desenvolvimiento de la trama.

La fragmentación empleada en esta obra es el resultado de las capacidades de la plataforma web utilizada para desarrollar esta experiencia literaria, una experiencia que va más allá de lo que podría ser experimentado en la literatura tradicional. Esta técnica, en conjunto con el medio de manifestación de la obra, permite una inmersión total en la que el lector no solamente percibe la literatura de forma lúdica, pero también concede al lector la posibilidad de tomar parte esencial en el desarrollo de la trama tratada en el cibercómic.

[Trama Multicursal]

Bibliografía

Aarseth, Espen. “Introduction: Ergodic Literature”. Cybertext: Perspectives on Ergodic Literature. Baltimore, Md: Johns Hopkins University Press, 1997. Impreso.

Ficción en la Media Social

No estoy seguro si esto es un ejemplo de ficción en los medios sociales, pero me parece super genial: un generador de tweets. Hay dos botones, uno para generar una nueva idea, y otra para aleatoriamente modificar cierto contenido de la idea.

En la misma página, hay un archivo de no solamente ficción, pero también poesía.

En este ejemplo, el twittero hace un crowdfunding de poesía escrita en una máquina de escribir, poesía twittera. “On-the-spot typewriter poems requested via tweets.”

Cadaver Exquisito del siglo XXI
Creo que tengo una idea: un sistema para crear cadáveres exquisitos de ficción. Le mandas un mensaje a un amigo via SMS con un hashtag formado por la primera oración de un historia, pero agregas a la conversación un número especial que publica el mensaje en una cuenta de twitter. El recipiente tiene que copiar el hashtag, escribir la siguiente oración de la historia, y mandárselo a otro amigo, copiando al número que está conectado a un servidor. Si alguien que ya participó intenta escribir de nuevo, el mensaje no es agregado a la cuenta de twitter (a la historia).

Biografía

Tomás Vega was born and raised in Lima, Perú. Currently, he is Senior studying Computer and Cognitive Science at the University of California, Berkeley. His interest in Human-Computer Interfaces has grown in proportion to his desire to pioneer the way we interact with technology. Tomás enjoys making devices to enhance and extend sensory and motor capabilities, cognition, and learning.

Tomás Vega nació y creció en Lima, Perú. Actualmente, es un estudiante de cuarto año en Ciencias Cognitivas y de la Computación en UC Berkeley. Su interés por la interacción entre los humanos y las computadoras se establece en proporción a su deseo por innovar la manera en la que interactuamos con la tecnología. Tomás disfruta creando dispositivos donde la intersección de software y hardware nos permiten aumentar y complementar las capacidades sensoriales y motoras, la cognición y el aprendizaje.

[Foto de Perfíl]