Tierra de extracción

La semana pasada tuvimos la suerte de atender a la recepción de la exposición No Legacy. 
Éste es el análisis de mi obra favorita.

Tierra de extracción

Tierra de extracción (1996 - 2007), diseñada y producida por Doménico Chiappe y Andreas Meier, es una novela multimedia laberíntica que permite al lector construir su propia trama en un espacio cibernético. El uso de esta plataforma facilita la simbiosis de diversos elementos sensoriales, así creando una poderosa experiencia inmersiva que sumerge al lector en un mundo único donde él es el co-autor.

Chiappe tiene como objetivo a un lector del siglo XXI, un lector activo, inconforme con la literatura códice, y deseoso de participar en el proceso constructivo de la novela multimedia. El ciberespacio invita al lector a navegar de forma rápida y por eso la obra está construida de una manera tal que logra transmitir el mismo relato en un menor tiempo respecto al códice.

Además de la rapidez de acceso, otra de las características intrínsecas del ciberespacio es la dimensión multimedia. Esto es, la reunión de todos los lenguajes de expresión que se han usado en el arte individualmente y en diferentes formatos, que ahora convergen en un mismo espacio de una sublime manifestación del arte del futuro. En cada capítulo de esta obra se ofrecen imágenes, música y animaciones. Tomando en cuenta las prácticas de lectura de un lector del siglo XXI, la multimedia suple la información del texto que uno se perdería por no mantenerse atento por un periodo largo. Consecuentemente, esta especie de narración en múltiples planos sensoriales es solamente posible a través de la fusión de la tecnología y la esencia literaria. Más allá del uso de dicha multimedia, Tierra de extracción es un obra sumamente laberíntica. Su navegación refuerza la ilusión de co-autoría previamente mencionada. Es justamente la intención de esta pieza colocar al lector en un espacio de completa desorientación, donde las posibilidades hacen que éste se pierda, forzándolo a forjar su propio camino. Esta falta de linealidad, en combinación con los diversos elementos multimedia, hacen de esta interacción una experiencia lúdica, colaborando a la inmersión previamente descrita. Como en las funciones cerebrales, la creatividad del lector es excitada, amplificando su influencia en la trama de la obra. La forma en la que está compuesta la novela permite al lector satisfacerse con la interacción, sin importar cuántos capítulos son explorados, inclusive sin haber terminado de navegar la novela exhaustivamente.

En la obra Tierra de extracción, el lector alcanza un grado de inmersión superior al de la típica literatura códice gracias a la ilusión de co-autoría y la expresión multimedia que son solamente posibles mediante el desarrollo en el ciberespacio. En la lectura de esta pieza en la recepción de la exhibición No Legacy, Doménico Chiappe demuestra como es posible para él reinventar la trama a pesar de que ha navegado la obra innumerables veces. Las técnicas utilizadas en la implementación de esta obra son realmente innovadoras. Sin embargo, iniciativas como Tierra de Extracción se encuentran huérfanas. Son puntas de lanza, pero la carne se cierra tras ella, porque no hay quien la siga (Chiappe).

Bibliografía

Chiappe, Doménico, y Meier, Andreas. “Tierra de extracción”, 2007. Web. 20 Mar. 2016. http://www.domenicochiappe.com/antoHome/tierra.html.
Chiappe, Doménico. “Tierra de extracción busca el lenguaje multimedia.” Centro De Investigación De La Comunicación. Universidad Católica Andrés Bello, n.d. Web. 20 Mar. 2016. http://www.lehman.cuny.edu/ciberletras/v04/Chiappe.html.